El pastor, de Los Cuates Castilla, es una canción bucólica, habla del pastor que va tocando la flauta con sus ovejas, de camino a la pradera. Es una historia campirana, idealista, casi un edén. El dibujo del maestro Axel Lemaire nos lleva a otra visión religiosa, proselitista y política.

Los Cuates Castilla fueron notables representantes del falsete. Axel nos habla de su proceso: “Supe por familiares y amigos que es una canción muy conocida. Primero que nada, la escuché, y no quise hacer una ilustración obvia o textual de la canción. Lo quise poner en un contexto actual, con las fuerzas más poderosas que nos guían en este momento”.  

El poder se dimensiona por sus seguidores, creyentes o prosélitos, nos dice Axel: “Primero: la política, la religión y este nuevo poder que son las redes sociales, parece no podemos escapar de ellas. Entonces les asigné este rostro. En la política mundial, es el presidente de Estados Unidos, es el rostro de Donald Trump. La religión, en este caso el catolicismo y el Papa Francisco. El otro es Mark Zuckerberg, el dueño, parece ser, de las redes sociales como Facebook y otras empresas.

El rostro es lo importante, porque cambia según la época o las circunstancias políticas, lo que se mantiene es la institución. En el caso del presidente de Estados Unidos, es irrelevante si ahorita es Trump o hace años era George Bush, Obama, y Axel afirma: “En ese momento parece ser como el presidente del mundo”.

La diferencia entre dibujo y pintura en este proyecto, Axel nos explica: “En mi corta carrera, empecé dibujando, retomar el dibujo para mí fue riquísimo. Al poner esta letra, esta canción, en una obra, porque era bastante como textual, fue un reto. A mí siempre me ha gustado y siempre he admirado a Alberto Durero. Ese achurado que parece que las sombras y las luces se te vienen encima. Guardando las proporciones, utilicé esta técnica de mucho detalle para hacer esta escena”.

Alberto Durero reinventó el dibujo en el Renacimiento. Creaba grabados perfectos, fue un dibujante endemoniado, obsesivo.

“Va musitando sus quejas, Con su flautín de carrizo, Seguido por sus ovejas, Como si fuera un hechizo”. El artista se enfrentas a dos situaciones: el dibujo y no querer ser literal, hacer una interpretación. Es un doble proceso intelectual y en cuanto a ejecución: “En este contexto de nueva sociedad, las fuerzas que nos siguen guiando son la religión, la política y ahora las redes sociales son estas nuevas fuerzas. Están estos tres personajes tocando a manera de sátira, a manera caricaturesca, van tocando, en este caso, Mark Zuckerberg con la flauta, con el logotipo de Facebook. Trump con su nacionalismo y Estados Unidos inmiscuido en los conflictos bélicos, lleva un rifle. El proceso lo disfruté muchísimo”.

 “Con su flautín va llamando, Una a una a sus ovejas, Y les va comunicando, Sus penas y sus tristezas”.

El pastor
Lápiz y carboncillo sobre papel
50 x 30 cm
2020

Compartir este artista