Creemos en el amor, pero muy pocos lo hacen su religión. La canción es de Fato y se llama Mi credo. El maestro Axel Lemaire crea un dibujo lleno de narrativa, de detalles inspirados en la técnica de Durero y centrado en la venda en los ojos del personaje, en el símbolo de la confianza y la fe.

Fato en esta canción define al amor como una religión, nos dice: “Para mí eso es el amor: una religión, que el humano a veces no sabe profesar. Venir del vientre de una mujer es la columna integral del universo. Es donde se gesta el amor. Esta canción se la compuse a Maite, la madre de mi hija, que era mi esposa. Siempre he tenido muy claro lo que es el amor. A la gente que me dice “te amo”, le digo: cuidado con esa palabra. Es muy peligrosa, no la abarates tanto. La gente no puede ir abaratando la palabra “amor”. Tengo muy claro que es una religión”.

El amor es el sentimiento más complejo del espíritu humano. La canción dice: “con una venda en los ojos”. Esa venda se llama la confianza, Fato nos precisa: “Hoy en día los chavos no tienen muy claro dónde colocar ese sentimiento tan bonito. Se ha perdido la comunicación, a la mujer la tratan mal, son groseros en su lenguaje, no son caballeros. Créeme que soy una gente que sabe dónde pone el corazón, dónde tengo que ponerlo. A veces lo ponemos en lugares equivocados y te das cuenta con el tiempo que no era por ahí. Le digo a mi hija, ella lo tiene claro, los “te quiero” se dan a granel, porque es como querer a un carro o querer un vaso con agua. Pero no vas a amar a un vaso con agua. Aunque el agua sí se ama. La gente debe trabajar en eso: en saber dónde debe colocar el amor y, sobre todo, la palabra”.

El dibujo que realizó Axel es una demostración de amor al arte, nos dice: “Me di a la tarea de investigar qué era el credo. El credo es una declaración o una confesión de fe. Cuando puse la canción, me di cuenta que justo era la fe en este amor gigantesco, absoluto. Empecé a desglosar parte por parte la canción, para hacerla más personal. La mujer que aparece en primer plano, en medio del bosque, en la oscuridad, es mi pareja.  Se llama María.  La canción dice “por donde vayas iré, con una venda en los ojos”. Es una canción llena de simbolismos, una letra poderosísima. Creo que la venda significa qué prueba más grande: yo camino por ti en el bosque en medio de la obscuridad. La vela que ella está cargando significa esa fe. Ella está caminando en la oscuridad, en el bosque, en la penumbra, y la luz es la esperanza que significa la vela, la fe esboza por dónde caminar”.

Los elementos los describe Axel: “Está el fauno que se ve atrás de la mujer. En el amor, puede ser muy bueno y muy malo a la vez. Este fauno significa las inseguridades, el miedo, los pensamientos, las voces que a veces no te dejan avanzar con este amor.”

Al amar al oficio, al arte, hay una dosis enorme de humildad. Fato nos da su visión: “Lo primero que debe haber es honestidad y humildad. Si no hay humildad, no se nota toda tu esencia. Estamos llenos de arrogancia. La gente no quiere eso. La humildad es el espejo del alma. Es el mercado de luz, el transporte. Si no hay humildad, para mí no hay nada. Puedes tener éxito sin humildad, pero es un éxito bastante vacío”.

La experiencia de Axel: “Siempre he tenido esta idea de conseguirlo a partir de la honestidad. Al final, lo que se ve en tu obra, la obra habla por sí sola y habla por su honestidad. Si eres una persona falsa, al final se va a notar. Tienes que ser totalmente honesto contigo mismo y para construir los ideales que tienes con tu obra”.

Mi credo
Lápiz y carboncillo sobre papel
50 x 30 cm
2020

Compartir este artista