Siempre sentimos que brillamos mientras está el amor ahí dentro de nosotros. La maestra Laura Reich tiene una interpretación, un dibujo de símbolos: unas vías del tren, un árbol prodigioso de una historia mágica. El viaje del amor, en la energía femenina de las lunas.

Laura abordó la canción desde el vacío: “Es una canción que no había escuchado y que me atrapó. Me pareció una canción bellísima, de un amor pleno, presente, luminoso, un poco surrealista. Me resultó bastante fácil porque tenía muchos elementos. Fue difícil la técnica porque representar la luz, el brillo, con un dibujo, es más difícil. Es más fácil pintado. La escuché y me atrapó, la oí decenas de veces para realmente entenderla. Para mí el árbol representa las raíces. Eso tiene que ver con la mente. Creo que el amor tiene que ser una decisión: este amor que brilla. La luna es el poder femenino. Las ramas son todas estas historias que envuelven. No es un amor efímero. Es un amor real. Es un amor fuerte, un amor que brilla y son dos caminos que se unen en una misma cosa, que se envuelven. Había muchos temas surrealistas en la canción, como las pestañas, las lunas, mundos. Se forma un punto donde sólo es un ser: un ser poderoso. Entre el árbol, que para mí sería la fuerza, la solidez, que lleva las raíces y que abraza con historias; y la luna, que es este poder femenino que envuelve todo”.

El árbol de lunas que brotan de él como frutos. Son distintas etapas de la luna. El amor pasa por esas distintas etapas. A veces es un amor creciente, a veces es menguante, a veces está en luna llena y es pleno. Laura nos explica: “Lo viví escuchando muchas veces la canción. Lo único que me daba era como un amor total, presente, como la luz. Abarqué todo el dibujo, donde todos se abrazaban, donde todo llegaba al mismo lugar, todo va hacia una sola cosa que brillaba. Nadie está invadiendo a nadie. Hacen una sola cosa”.

Hay canciones que relacionamos con personas, con momentos de nuestra vida, con relaciones específicas. Laura nos dice su experiencia: “Lo estoy viviendo en todos los sentidos. Estoy en amor; estoy brillando con mi pareja. Sé que a lo mejor no es perpetuo. Estoy identificada con esa canción. Pensando en mil historias. Nada es tan brillante; todo el tiempo hay cosas que resolver. Es un amor desde la cabeza hasta las ramas. Pensamos que es simplemente emoción, pero el amor también viene de la mente. El amor también es un proceso intelectual que pensamos, en el que también toda nuestra inteligencia pone de su parte para que eso fluya”.

El amor que brilla parecería que es pura emoción y atracción, y Laura tiene otra perspectiva: “Es una decisión, a estas alturas de la vida. Es estar en consciencia con otro ser, para hacer todo este mundo, para brillar. Creo que hasta soné un poco cursi. Pero es una canción casi cursi. Es muy bella la melodía”.

En el aquí y ahora, es donde surge el árbol de lunas, de ese amor luminoso, con la solidez de un árbol, y la energía femenina. 

Brillas
Tinta sobre papel
50 x 30 cm
2020

Compartir este artista