El amor eterno, ese anhelo que se transforma en tragedia, se sublima en metáforas. Alex Lora creó Triste canción y la luna llena contempla ese amor. Eko de la Garza dibuja a esos dioses engarzados en un amor que crece, echa raíces, en una pasión imposible y absoluta.  

Eko y Alex han sido grandes censurados en el arte. Eko, el censurado y expulsado del New York Times y de periódicos europeos. Le han clausurado exposiciones. Alex fue censurado durante muchos años en la radio y la televisión. Han hecho arte rompiendo el muro de la censura, Alex afirma: “En mi caso, me seguí para adelante haciendo mis rolas. La raza me pedía que inventara la rola de la virgen, la rola de los impuestos, la represión o de los indocumentados. Me seguí haciendo mis rolas en la onda de lo que la raza quería oír. Los que me criticaban y me descalificaban, les agradezco mucho porque gracias a ellos mucha raza se interesó en mis canciones y en hacerlas suyas. Canciones que he interpretado desde hace 50 años, como es el caso de Oye, cantinero, Abuso de autoridad, Los impuestos, ADO, No le hagas caso a tus papás. En este momento están tan vigentes como las que he inventado más recientemente. La raza las sigue cantando y las sigue teniendo en su corazón. Nunca me importó la difusión, ni que me aceptaran los medios ni que dijeran que qué fregón soy”.

Eko nos dice cómo ha creado su obra y cómo ha permeado en la raza, mientras le han descolgado exposiciones, hay gente que se tatúa sus dibujos: “La censura le da atracción al trabajo. La censura hace que te des cuenta de que sabes lo que estás haciendo. Cuando te dicen que no, cuando la gente protesta, sabes que lo estás haciendo bien. Lo que tenemos que hacer es seguir adelante. La censura son puntos que te van llevando: por aquí vas bien, por aquí vas bien. La censura se ceba sobre la creación, se ceba sobre el arte, sobre una canción, sobre un dibujo”.

Alex entra en la raíz de Triste Canción: “Es una metáfora: ella existió sólo en un sueño, él es un poema que el poeta nunca escribió… La parte más metafórica es: él es como un dios, ella es como una virgen, y los dioses les enseñaron a pecar, y en la eternidad los dos unieron sus almas para darle vida a esta triste canción de amor”.

El dibujo de Eko retoma la metáfora en una pareja, son los dioses: “En el dibujo está el maestro Lora flotando en la nada, porque no sé de dónde salió su canción. No sé refiere a nada. No estás hablando de un amor que a él le dolió. No: es la emoción que salió de su lira. De la nada surge un árbol, en donde está la pareja engarzada, amarrada al árbol. Es imposible que ellos se unan para hacer el amor. Están ahí para siempre juntos y, sin embargo, es una tragedia. Es un amor sublime, todos los amores sublimes son tragedia”.

Alex enfatiza: “Es una canción triste; es un viaje en cierta manera triste”. Eko lo sabe: “¿Y por qué triste si es el amor? El gran amor siempre acaba en tragedia, tiene la promesa de que te va a partir el corazón. Ahora, hice todas las hojas del árbol, en cada una es tu canción en cada uno de nosotros”.

El arte nos da la libertad del espíritu, Alex afirma: “En este momento y la situación que estamos viviendo, la mejor forma de estar lo más cerca de Dios es a través del arte, de la música, de la pintura, a través de las letras”.

 

Triste canción 
Tinta sobre papel
50 x 30 cm
2020

Compartir este artista