Ermilo Espinosa

 

Nació y trabaja en Mérida, Yucatán, desde fines del siglo XIX su familia ha estado marcada por el arte, la pinacoteca del estado lleva el nombre de su tátara tío abuelo, Juan Gamboa Guzmán, su abuelo también fue pintor y en Ermilo la genética se perfeccionó.

“NO ENTIENDO A LOS PINTORES QUE DEJAN QUE ALGUIEN MÁS HAGA SU OBRA”

Su difícil circunstancia lo llevó a la pintura, y el control del realismo total le dio la paz.

REFUGIO

La verdad la pintura ha sido un medio de salvación para mí, pude haberme hundido en una situación muy complicada y la pintura, desde mucho antes de que yo fuera consciente de ello, me mantuvo a flote, me levantó cuando era una persona mucho más introvertida, de una situación que no quería aceptar de mucho dolor. La pintura me dio un refugio y me dio algo que me ilusionaba, que me podía significar un enlace a una vida idealizada en donde quería mantenerme. Desde ahí nunca la he soltado, siempre la aventura ha sido parte intrínseca en mí, no me puedo ver sin ella.

CONTROL

La técnica en una herramienta, que en su momento fue una obsesión, ahora me sirve porque me permite hacer cosas sin estar a merced de mis posibilidades. Tengo el control suficiente de los materiales, de los pinceles, de las pinturas, del concepto formal de que puedo hacer lo que se me ocurra. Ese control se fue desarrollando de manera orgánica por la obsesión de no dejar espacio a la vulnerabilidad. Disfruto mucho de la fijación de los detalles, de la pincelada por pincelada, de observar mucho porque es muy importante. La técnica es menos de la mitad del procedimiento, mucho más está en la observación. Puedes saber pintar algo, tener la destreza manual pero, si no lo puedes ver, no lo vas a poder plasmar. En algún momento me basaba mucho en la fotografía, y de un tiempo para acá he descubierto que la fotografía te da una porción de la realidad, la realidad en vivo es otra cosa. No hay nada como ver la mirada de una persona.

VIVIR LA PINTURA

La temperatura de luz, la transición de matices, la dureza de la línea, los tonos obscuros, claros, la pintura que es tan rica, no entiendo a los pintores que dejan que alguien más haga su obra, yo no puedo, necesito estar en contacto porque solamente yo puedo tener la veladura exacta para dar el tono de piel preciso, la luz, el toque de brillo aquí. No hay forma de que alguien más lo haga, por eso cada cuadro es de meses y meses de trabajo, y se disfruta todo el tiempo.

EL AMOR PROPIO

El amor es algo que no se puede ni dar, ni recibir de forma completa, si no hay una dosis de amor propio, porque si no me amo a mí mismo siento que no es posible. He pasado por esa situación, no es posible recibir un amor sincero porque sientes que no te lo mereces. Ese amor propio lo tomé como la esencia de la pintura que realicé. El amor propio comienza con la aceptación personal porque tenemos tantas influencias exteriores que nos quieren decir cómo deberíamos ser, cómo nos deberíamos ver y actuar, que nuestra persona no está en una sincera evaluación honesta de lo que realmente soy, una aceptación de lo que soy sin necesidad de compararme con los ideales del consumismo. La mujer de la pintura se presenta tal cual, dice “soy esta persona, y me presento ante ti de forma vulnerable, nada me cubre, estoy totalmente desnuda”. Los cuatro símbolos están sobre un espejo porque el espectador va a ser parte del cuadro y va a ver su imagen contrastada con la imagen desnuda de ella, y preguntarse “¿por qué ella se presenta así cuando normalmente me cubro y evito mi reflejo?”.

Te veo
Óleo y tinta de aceite sobre acrílico montado sobre madera
173 x 123 x 7.8 cm
2017

 Sin título (periódico intervenido)
Óleo sobre papel (Diario Extra)
57.5 x 44.5 x 3 cm
2017

Compartir este artista
  • La noche de la vida pasada|/ Óleo sobre tela/ 80 x 120 cm/ 2016 http://coleccionmilenioarte.milenio.com/wp-content/uploads/2017/12/La-noche-de-la-vida-pasada-óleo-sobre-tela-80-cm-x-120-cm-2016.jpg
  • La mirada del adiós/ Óleo sobre tela/ 155 x 200 cm/ 2013 http://coleccionmilenioarte.milenio.com/wp-content/uploads/2017/12/La-mirada-del-adiós-óleo-sobre-tela-155-cm-x-200-cm-2013.jpg
  • La Conquista (ella)/ Óleo sobre tela/ 100 x 120 cm/ 2010 http://coleccionmilenioarte.milenio.com/wp-content/uploads/2017/12/La-Conquista-ella-oleo-sobre-tela-100cm-x-120cm-2010.jpg
  • La chica del sueño incompleto/ Óleo sobre tela/ 150 x 110 cm/ 2016 http://coleccionmilenioarte.milenio.com/wp-content/uploads/2017/12/La-chica-del-sueño-incompleto-óleo-sobre-tela-150-cm-x-110-cm-2016.jpg
  • Gustavo/ Óleo sobre tela/ 95 x 220 cm/ 2013 http://coleccionmilenioarte.milenio.com/wp-content/uploads/2017/12/Gustavo-óleo-sobre-tela-95-cm-x-220-cm-2013.jpg
  • Ermilo/ Óleo sobre tela/ 100 x 226 cm/ 2012 http://coleccionmilenioarte.milenio.com/wp-content/uploads/2017/12/Ermilo-óleo-sobre-tela-100-cm-x-226-cm-2012.jpg
  • El prófugo/ Óleo sobre tela/ 155 x 200 cm/ 2015 http://coleccionmilenioarte.milenio.com/wp-content/uploads/2017/12/El-prófugo-óleo-sobre-tela-155-cm-x-200-cm-2015.jpg
  • El hombre viejo vuela/ Óleo sobre tela/ 80 x 180 cm/ 2017 http://coleccionmilenioarte.milenio.com/wp-content/uploads/2017/12/El-hombre-viejo-vuela-óleo-sobre-tela-80-cm-x-180-cm-2017.jpg
  • El dios de los delirios/ Óleo sobre tela/ 160 x 120 cm/ 2015 http://coleccionmilenioarte.milenio.com/wp-content/uploads/2017/12/El-dios-de-los-delirios-óleo-sobre-tela-160-cm-x-120-cm-2015.jpg
  • El despertar/ Óleo sobre tela/ 80 x 120 cm/ 2013 http://coleccionmilenioarte.milenio.com/wp-content/uploads/2017/12/El-despertar-óleo-sobre-tela-80-cm-x-120-cm-2013.jpg
  • David/ Óleo sobre tela/ 150 x 100 cm/ 2013 http://coleccionmilenioarte.milenio.com/wp-content/uploads/2017/12/David-óleo-sobre-tela-150-cm-x-100-xm-2013.jpg
  • Aquí todo está/ Óleo sobre tela/ 155 x 200 cm/ 2013 http://coleccionmilenioarte.milenio.com/wp-content/uploads/2017/12/Aquí-todo-está-óleo-sobre-tela-155cm-x-200cm-2013.jpg
  • Aquí te espero/ Óleo sobre tela/ 180 x 140 cm/ 2012 http://coleccionmilenioarte.milenio.com/wp-content/uploads/2017/12/Aquí-te-espero-óleo-sobre-tela-180cm-x-140cm-2012.jpg
  • Andrea/ Óleo sobre tela/ 151 x 106 cm/ 2010 http://coleccionmilenioarte.milenio.com/wp-content/uploads/2017/12/Andrea-óleo-sobre-tela-151cm-x-106-cm-2010.jpg
  • A un paso, Óleo sobre tela, 200 cm x 155 cm, 2013 http://coleccionmilenioarte.milenio.com/wp-content/uploads/2017/12/A-un-paso-Óleo-sobre-tela-200-cm-x-155-cm-2013.jpg
VER MAS OBRAS