Héctor Herrera

Es de la Ciudad de México, lleva viviendo 10 años en Ensenada, al llegar empezó a dar clases, encontró un edificio abandonado, y decidió fundar el Centro de Residencias, y ya no regresó a México. Se dedica exclusivamente a la pintura desde hace 17 años y cuatro años haciendo escultura, es egresado de la Academia de San Carlos, de la UNAM.

“El CRIA es para hacer cosas que no han hecho antes, para investigar y resolver”

En lo alto de una colina en Ensenada, Baja California, con la naturaleza, los coyotes y la brisa marina, montó un centro de creación artística.

CREAR ARTE Y CREAR ESCUELA

El CRIA en Ensenada, Baja California, es un Centro de Residencias e Investigación Artística. Lleva ya casi 10 años en Ensenada, originalmente estábamos en el centro y se acaba de terminar la construcción del nuevo CRIA, aquí, en El Tigre, enfrente de Cuatro Cuatros. El CRIA se originó por un proyecto personal. Dentro de mi formación hice muchas residencias desde que salí de la escuela y me gustó mucho esta dinámica de estar en convivencia con artistas y produciendo en espacios.

INOVACIÓN Y COMUNIDAD

En el CRIA la gente que viene es a crear, a innovar, que no se quede en lo mismo de lo que ha estado haciendo, sino a desarrollar alguna idea que no haya resuelto. El CRIA apoya con todo nuestro conocimiento de los materiales y vemos cómo lo resolvemos juntos, es un trabajo en conjunto. No es de venir y trabajar lo mismo que hacen siempre. La idea del CRIA es que vengan a hacer cosas que no han hecho antes para investigar y resolver.

EXPANDIR LA COMUNIDAD

Queremos impulsar una red de residencias en Ensenada, con el fin de que vengan a producir y hacer trabajo comunitario. Hay diferentes maneras, por ejemplo, si hay viñedos que tengan los centros de residencias, que trabajen en el campo, con la tierra. Aquí tenemos un orfanatorio, entonces que trabajen con los niños, todo por medio del arte. Hacemos que se involucren en la parte social, que produzcan su obra y vengan a un lugar únicamente a trabajar y pensar en su trabajo, eso es lo más importante de las residencias. Hay diferentes proyectos en el CRIA: uno, son los artistas que ya están formados, que tienen experiencia y su técnica desarrollada, apoyamos en resolver las cuestiones técnicas nuevas. Estas residencias son por tres meses, entonces vienen, producen, hacen una exposición y el CRIA se queda con una de las piezas. Trabajamos con la gente de Ensenada, dan cursos, talleres, pláticas, se trata de que los artistas que vienen de fuera también se retroalimenten con la gente de aquí y aporten a Ensenada.

ÉXTASIS, ARTE Y VINO

Me gusta mucho David Lynch, cómo maneja la psique, a dónde te lleva, me interesa mucho cómo afrontarla pictóricamente. Por ejemplo, están juntas una escena que no tiene nada que ver con otra, pero los personajes son los mismos y es una atmósfera similar. La técnica ayuda mucho para que se complemente todo, mezclé distintas técnicas, hay acrílicos, esta técnica la desarrollé en España, es nogalina, un tinte que sale de la nuez del nogal, y una de sus propiedades, que es muy importante, es que se vuelve soluble al contacto con el agua, se seca, pero si tú le vuelvas a echar agua se vuelve a activar. Es un tinte tipo chapopote, pero natural. Tengo obras de 20 años con nogalina y no ha cambiado el color, es muy estable.

 

Compartir este artista