Liliana Gálvez 

El tiempo no regresa, los recuerdos son emociones, háblanos de la deformidad de la memoria.

“Mis imágenes parten de la contemplación”

 

ENCAPSULAR EL TIEMPO

Estoy trabajando una serie sobre la lluvia, ir adentro del auto y ver cómo se transforma el paisaje, cómo los edificios se fusionan. Observé las gotitas que se hacen cuando no llueve copiosamente, y duran un instante estas imágenes, entonces, estoy haciendo encapsulado que a mí me apasiona, porque los materiales que meto en la resina cristal, dejan de envejecer, paras el tiempo en estos materiales, lo suspendes. Al ver estas gotitas me remitió al encapsulado, porque en cada gotita se encapsula la imagen que está a través de la gota y se repite en todas las gotitas.

RECORDAR, REGRESAR

Hay recuerdos muy vívidos,  a veces hueles algo o ves algo y te lo dispara y regresas, no sólo tienes una imagen en tu cerebro sino sientes cosas. Investigué cómo se hace un recuerdo en el cerebro. El recuerdo se crea por un estímulo exterior que entra al cerebro a través de los cinco sentidos. El cerebro tiene una estructura muy formada, y discrimina la información según el valor de ésta, para que el recuerdo se vuelva a corto plazo o a largo plazo, por eso es como la compu, como la memoria RAM y el disco duro.

VIAJAR EN EL TIEMPO

Le ponemos el significado a los recuerdos, a veces puede ser doloroso o placentero, eso es muy personal. Los recuerdos que están más arraigados o son más vívidos, van de la mano de una emoción fuerte. Puedes vivir lo mismo con otras  personas y cada uno genera un recuerdo distinto. Leyendo a Gerald M. Edelman, dice que el presente está completamente ligado a tus recuerdos. La memoria es muy subjetiva, cuando tienes estos recuerdos, regresas y los analizas en otra etapa de tu vida,  puedes entender por qué tienes ciertos gustos, filias y fobias.

NATURALEZA URBANA Y TIEMPO

¿Cómo se ve la ciudad de atrás respecto al agua? Los dibujitos que vienen en las gotas más grandes, son recuerdos muy vívidos, que se dispararon mediante un sentido y que me llevaron a una emoción. Estos recuerdos pasan de manera inconsciente y cuando regresas al mismo lugar te lo dispara, lo sientes, y regresas a cómo te sentías en ese momento. En cada gota,  en la deformación de la línea en el óleo, atomizo el óleo para que se vea más este efecto de agua y entonces no hay líneas bien definidas. El recuerdo puede asemejar regresar en el tiempo, pero no es cierto, el tiempo se va, no regresa. Mis imágenes parten de la contemplación, si no estuviera en contemplación de estas instantáneas, no lograría ver todo lo que veo en un segundo, en un parabrisas del coche, que cambia cada segundo.

SEMBLANZA

Observa la voluntad de la naturaleza que nace dentro de la urbe, contempla los paisajes instantáneos y trabaja con oleos y resinas para suspender sus visiones y recuerdos. Vive y trabaja en Querétaro, es testigo de la evolución de su entorno como reflejo de su psique.

Crucero
Óleo sobre tela
130 x 130 cm
2019

 

Compartir este artista