Rodrigo Pimentel

 

Artista michoacano, se inspira con el estudio profundo de la pintura del Doctor Atl, lo revive en cada una de sus obras. Se alimenta de las leyendas y los mitos, de las historias que nos dan identidad, creando un estilo personal.

“LOS ARTISTAS MEXICANOS DEBERÍAMOS DE PINTAR LO QUE VIVIMOS Y LO QUE SOMOS”

En su taller tiene su nido una ardilla que lo observa trabajar, retoma el arte precolombino y le dar otro sentido con su paleta.

EL ARTE Y EL AMOR POR MÉXICO

Está el momento en el que se corta la continuidad y hay una supuesta ruptura, pero no hay tal ruptura, nada más se dejó de pintar las cosas tradicionales, y yo considero que debe de existir esa continuidad de lo que los artistas nacionalistas pintaron, y que no debemos dejar de pintar cosas con amor a México porque la gente, no sólo los artistas, está perdiendo el amor por México y creo que se va más por los valores terribles y por eso México está como está. Pienso que todos los artistas mexicanos deberíamos pintar lo que vivimos y lo que somos. Como hay una globalización terrible, los artistas se pierden tratando de ser muy contemporáneos como los de aquí, como los de allá y como los de más acá y nos olvidamos de pintar nuestra cultura que es mucho más rica que la de otros países.

LA M DE MILENIO Y LA M DE MÉXICO

La idea es la de M de Milenio y de México. Me fui por el trasfondo de las raíces de México, de nuestra historia que la he pintado muchísimo. Está el sol, el contraste de la noche y la luna. Soy uno de los más grandes admiradores del Doctor Atl, él siempre pinta las estrellas como si fueran pintadas por niños. Me encanta que el Doctor Atl no tenía límites y hacía lo que le daba la gana. Creo que sí existen ese tipo de estrellas, que hay que verlas como cuando éramos niños y nos acostábamos y las veíamos cerrando los ojos. Siempre lo he admirado y hay en mí un deseo de que él siguiera viviendo, entonces como él ya no puede pintar las erupciones del Popocatépetl, yo, cuando puedo, las pinto pensando en el Valle de México, pensando en la tradición de los grandes paisajistas.

CON M DE MITOLOGÍA

Está Quetzalcóatl y del otro lado un jaguar, es el dios de la noche, el dios de lo oculto, de los enamorados, el dios de la oscuridad. Es ese juego entre el día y la noche, en las historias prehispánicas existe esa leyenda que cuenta que para que salga el sol va la serpiente y le ayuda a salir, y para que se oculte va la serpiente y le ayuda. Luna y sol contraponiéndose o viéndose, enamorándose, amándose, dialogando, porque siempre están unidos.

DUALIDAD DEL PERIODISMO

Me parece hermosísimo que sea la M de México, la M de Michoacán, la M de mariposas monarca, que en mi obra pinto mucho las monarcas. Y está la dualidad que responde al periodismo, la idea de dos turnos, el día y la noche; los periodistas que siempre tienen que trabajar como hormiguitas día y noche para poder estar dando la noticia, la información, siempre hay noticias, de día y de noche están pasando cosas, se está sabiendo algo de aquí, de allá y de todas partes.

Milenio
Óleo sobre triplay de pino,
39.5 x 44.5 x 16 cm
2014

 

 

Compartir este artista